Buscar contenido relacionado

lunes, 18 de junio de 2012

Soya para el higado graso.




Casi un tercio de los adultos estadounidenses tienen enfermedad de hígado graso, muchos de ellos sin síntomas, considerada por esta razón como una “enfermedad silenciosa”. Sin embargo algunas  personas pueden  presentar una leve  sensación de presión o dolor en la zona superior derecha del abdomen y  pesadez después de las comidas.

 Cuando la grasa se acumula en un órgano que no esta  supuesto para almacenar grasa- la función vital de ese órgano puede ser peligrosamente comprometida.
Como remedio natural para el hígado graso, se puede contar con la soya, leguminosa originaria de china, conocidos  también como frijoles milagrosos, son usados como ingredientes básicos en una amplia variedad de productos (tofu, miso, harina y leche).

El hígado graso es ahora la causa más común de pruebas de función hepática elevada en los Estados Unidos. Esto es principalmente debido a la epidemia de obesidad permanente en este país
Investigaciones llevadas a cabo en la  Universidad de Illinois han demostrado cómo la proteína de soja podría reducir significativamente la acumulación de grasa y triglicéridos en el hígado de pacientes obesos.
Esto significa que la soja podría proteger contra el "hígado graso", una condición vinculada a la obesidad que puede conducir a insuficiencia hepática.
Para diagnosticar hígado graso, se debe realizar un análisis de sangre cuyos resultados confirmen la presencia  de un alto índice de transaminasas (unas enzimas presentes en el hígado) y también un aumento de los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos.
La soya no solo sirve para disolver depósitos de colesterol, también es de mucha ayuda en personas con diabetes ya que hace decrecer las necesidades de insulina.
Las proteínas de la soya son completas, pues contiene todos los aminoácidos esenciales; contiene también lecitina, sustancias minerales y vitaminas.


imagen:  shraddha chaudhari

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...